miércoles, 1 de abril de 2009

Croquetas de pollo y pimientos "para mis hijos"

Cuando hice estas croquetas, lo que tenía en mente era aprovechar los restos de una berza del día anterior, mi miedo era que no os gustara sobre todo a ti Eva por el pimiento, pero cual fue mi sorpresa que coincidísteis todos en que era una de las mejores que habíais comido, y que tenía que repetirla.


Ingredientes:
1 cebolla mediana
250 grs. de pollo cocido
30 grs. de chorizo picado
100 grs. de ensalada de pimientos asados
100 grs. de harina
50 grs. de maizena
250 grs. de leche
250 grs. caldo del cocido
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/4 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de ajos confitados (opcional)
4 vueltas de molinillo de pimienta recién molida
1 cucharadita de sal
----------------
Para rebozar
2 huevos
200 grs. de Conn flakes triturado, o pan rallado
----------------
Aceite de oliva para freír


Modo de hacerlo:
Desmenuzáis el pollo, troceáis el chorizo, y picáis el pimiento.

En una sartén ponéis el aceite de oliva a calentar y sofreír la cebolla, junto con los ajos confitados y la nuez moscada, cuando la cebolla se ponga translúcida, echáis la harina y la maizena, mezcláis con la cuchara para que se impregne bien con la cebolla y la dejáis rehogar 1 minutos cuidando que no se queme, echáis el pollo, el chorizo y los pimientos, y seguir rehogando un par de minutos más.

Agregar la leche y el caldo, y a fuego fuerte empezáis a remover hasta que quede una masa compacta, pero suave y cremosa y que se despegue de las paredes de la sartén, es el momento de probar como está de sal.
La volcáis en una bandeja para que se enfríe, como veis la masa se desliza de la sartén sin dejar restos, ese es el punto .
Una vez fría, con dos cucharitas vais cogiendo porciones de masa, la pasáis por el huevo batido y por el pan rallado, yo usé los corn flake porque cuando fui a rebozarlas me encontré que no tenía pan, así que improvisé y el resultado fue muy bueno.

Tan solo os queda meter en el congelador la que no os vais a comer, y el resto freírlas en el aceite caliente y a disfrutarlas.