jueves, 10 de enero de 2013

Bebida para la garganta

 Los que me conocéis sabéis que adoro el jengibre, lo uso en infinidad de recetas, y siempre que leo algo que dice jengibre se me ponen en alerta todos los sentidos, y eso pasó cuando en una página de facebook que no recuerdo su nombre "mil perdones" vi esta receta, lo usan para hacer té para la garganta, cosa que me encanta, pero  a mi los mejores resultados me los ha dado como jarabe, yo tengo una cierta debilidad en la garganta, ¿será porque de pequeña me quitaron muy mal las amígdalas?, no lo sé,  la cuestión es que en invierno siempre ando con carraspera y tos, esa tos repetitiva producida por el picor de garganta, pues ahí es donde funciona en mi esta bebida, como mi madre decía, ¡¡ es mano de santo !!, me tomo una cucharadita y dejo que lentamente caiga por la garganta y el picor desaparece casi de inmediato, y por eso lo quiero compartir con  vosotros.

Ingredientes:
limones ecológicos
jengibre fresco
miel de eucalipto
un tarro con cierre hermético

Modo de hacerlo:
Si los limones no son ecológicos hay que lavarlos muy bien, y cortarlos en rodajas de 1/2 cm. de grosor.
Con el mango de una cuchara raspo la piel del jengibre y lo hago rodajas de 3 mm aprox.
En un tarro de cristal con cierre hermético y esterilizado, voy poniendo capas de limón y de jengibre, así hasta llenar el tarro.
Presiono un poco con los dedos para quitar el máximo de aire posible,  y  echo la miel hasta que lo cubra todo, lo dejo unos minutos hasta que la miel penetre bien y si hace falta reponer un poco más para que todo quede cubierto.
 Cierro el tarro y lo meto en la nevera, aguanta perfectamente varios meses, cuando tengo tos, lo que hago es retirar un poco del jugo y ponerlo en un tarro y lo voy tomando cuando lo necesito, y así el resto no tiene por que estar fuera de la nevera,  y al sacar el jugo retiro las rodajas que no queda cubiertas de líquido.
NOTA  2017
Ahora amplio la receta con un ingrediente super importante,  la cúrcuma, es un complemento perfecto para este jarabe por las propiedades que tiene y los beneficios para nuestra salud. 
 El proceso es el mismo,  solo que añadiremos una cucharadita de cúrcuma fresca rallada, y no podéis encontrarla la podéis poner en polvo, aunque no es lo mismo sirve también.
 Las propiedades de los ingredientes cada uno por si solo son magníficos para los resfriados y la tos, juntos  hace que tengamos una bebida natural, que no debemos desaprovechar y que nuestro cuerpo nos lo recompensará, y como además el sabor es muy agradable no cuesta nada probar y si funciona mejor que mejor.
Por supuesto con esto no quiero decir que dejéis de tomar vuestro jarabe para la tos y os va bien, es una opción a tener en cuenta, y que a mí me funciona muy bien.


El jengibre:
Es rico en potasio, calcio, magnesio, zinc, cobre y vitamina C, E y 6-B,  previene los resfriados,  las alergias, la artrosis,  los ataques cardiacos, las anginas de pecho, es antivomitivo, antiinflamatorio, disminuye los niveles de colesterol......

El limón:
Rico en vitamina C,  contiene vitaminas del grupo B y vitamina E y muchos minerales: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso, protege el corazón, es bueno para la piel,  es digestivo y purificador de la sangre, ayuda a los problemas reumáticos.........

La miel:
Contiene vitaminas del grupo , tiamina, niacina, riboflavina, ácido pantoténico, piridonxina y biotina, además de ácido ascórbico o vitamina C  además combate la alergia, descongestiona los  bronquios y pulmones, suaviza la garganta ayuda a la digestión, aumenta la energía ......

La cúrcuma:
Una especia con propiedades milagrosas,  se cultiva desde hace más de dos mil años,  su país de origen es la India, China y Oriente medio.
La cúrcuma es recomendada para las digestiones lentas, actúa  como tónico estomacal , es un buen remedio para la artritis, es un antidepresivo natural muy usada en la medicina tradicional china, ayuda a reducir el colesterol malo, aumenta las defensas, protege de ciertas enfermedades sobre todo las producidas por virus, tiene una gran acción antibronquial y antiinflamatoria, pero está contraindicada en embarazadas o en etapas de lactancia.