jueves, 11 de junio de 2020

Ochíos dulces de Jaén Video Receta

Hay algo más delicioso que desayunar o merendar con una bollería casera, donde no hace falta meter grasas saturadas, ni extrañas grasas vegetales, ni saborizantes, ni ingredientes desconocidos.
Darle a nuestros niños una bollería sana está en nuestra mano, claro que es más fácil porque el tiempo es escaso abrir un paquete y sacar un bollito y ya está,
 ¿Pero sabemos los ingredientes que lleva? ¿sabemos cuanto tiempo lleva empaquetada? ¿sabemos el costo real?

Pero y si os digo que esta bollería congela estupendamente y en 15 minutos la tenéis como recién hecha y que si sois unos impacientes unos segundos de microondas y ya está.
Y si os digo, que  dedicarle unas horas una vez cada cierto tiempo merece la pena y nuestra salud y nuestro cartera nos lo agradecerá.
Y si os digo que la podemos hacer con los peques de la casa que les encanta meter mano en las masas y que es una forma divertida de familiarizarse con los productos y la cocina.
Y que dependiendo del tamaño os pueden salir hasta 20 ochíos

Ingredientes:
750 g. de harina de fuerza
375 g. de agua templada
40 g. de levadura fresca de panadero
125 g. aceite de oliva virgen extra
125 g. de azúcar
1 cuchara colmada de matalauva
1 huevo + 1 yema
1/2 cucharadita de sal
----------
para barnizar
1 yema
azúcar


Modo de hacerlo:
Caliento el aceite y antes que empiece a humear echo la matalauva, lo retiro del fuego y lo dejo enfriar.
En un cuenco pongo el agua tibia y disuelvo la levadura.
En un bol pongo la harina, el azúcar, la sal,  el huevo  y la yema, añado el agua con la levadura y el aceite con la matalauva.
Y empiezo a amasar unos 10 minutos aprox. es una masa muy hidratada y  un poco pegajosa.
Después de 10 minutos de amasado, a mano o en máquina, ya la tenemos lista
A mi no me gustan las prisas con las masas, así que la he tapado con film transparente y la he metido en la nevera para que leve lentamente toda la noche, y por la mañana la masa ha levado y está lista.
Pongo un poco de harina en la mesa y vuelco la masa, corto porciones de 70 g, y hago bolitas, en este paso es necesario engrasarse las manos con aceite  para que la masa no se nos quede pegada.
Voy dejando las bolitas de masa sobre la bandeja del horno y la tapo con un paño para que vuelvan a levar, con 40 minutos ha sido suficiente, y han doblado el volumen, pero el tiempo depende de la temperatura que tengamos.
Pongo una yema de huevo con dos cucharaditas de leche en un cuenco y lo bato y con esto pinto las bolitas, y encima lo espolvoreo con  azúcar.
Meto la bandeja en  el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 18 minutos, pero ya sabemos el tiempo depende de muchos factores, y el principal el  tamaño de los ochíos.
Como sale mucha cantidad,  la mitad los he congelado, porque este tipo de bollería admiten muy bien la congelación, y así siempre tengo unos deliciosos bollitos para acompañar el desayuno o la merienda.
Ya sabes, si haces la receta y quieres que ponga la foto, solo tienes que mandármela y yo encantada de mostrarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario